Buscar este blog

Cargando...

viernes, 29 de enero de 2010

LAS 7 PROFESIA MAYAS

viernes, 27 de noviembre de 2009

SER DOCENTE

El Rol Docente


Antes que todo cabe destacar que cumplir el papel de docente no implica una receta única, sin alteraciones, estas solo serían algunas ideas.
El docente, debe recordar su época de estudiante y plantearse interrogantes sobre los aspectos académicos, acerca de las personas, del ambiente y reflexionar sobre esos hechos, para comprender mejor algunas de las inquietudes de los alumnos (as) que ahora tiene en el salón de clases y entender que...
Ser Docente, es algo complejo, sublime y más importante que enseñar matemática, biología, inglés u otra asignatura. Educar es alumbrar personas autónomas, libres y solidarias. Es ofrecer los ojos propios para que los alumnos (as) puedan mirar la realidad sín miedo.
Ser Docente, no implica solo dictar horas de clases, sino dedicar alma. Exige no solo ocupación, sino vocación de servicio. El genuino educador se esfuerza por ser verdadero amigo de cada uno de sus alumnos (as), ya que ellos (as) no son cosas para barrerlas, son personas, con su propio mundo intelectual y emocional. Es necesario cooperar con ellos para que hagan el mejor uso de las posibilidades y potencialidades. Es triste comprobar cómo la mayoría de los Docentes reducen su profesión a meros dadores de clases y creadores de planificaciones sin contextos, sin siquiera asomarse a la grandeza de lo que significa ser educador.
Ser Docente, es ser un estilista de almas, un embellecedor de vidas; tiene una irrenunciable misión de partero del espíritu y de la personalidad. Es alguien que entiende y asume trascendencia de su misión, consciente de que no se agota de impartir conocimientos o propiciar el desarrollo de habilidades y destrezas, sino que se dirige a formar personas, a enseñar a vivir con autenticidad, sentido y proyectos, con valores definidos, con realidades, incógnitas y esperanzas.
Ser Docente, consiste en brindar vuelos de altura, sembrar utopía, estar siempre abierto a la aventura de lo desconocido, al riesgo de las cumbres, exploradores de nuevos horizontes y mundos más humanos construidos mas allá de los gritos y de la impaciencia.
Ser Docente, es ofrecer una varita mágica a los niños (as) para que puedan volar con sus fantasías, recorrer los caminos de la imaginación, visitar estrellas y países encantados, hablar con mariposas y tulipanes, descubrir horizontes insospechados y descansar con el pecho de la luna.
Ser Docente, es guiar a los alumnos (as) a la maduración de una fe. El educador creyente deberá reflejar su fe en su propia vida. Por eso, dentro de sus limitaciones, tratará de caminar siempre al lado de sus alumnos (as), dispuesto a atenderle con especial cariño y dedicación sobre todo cuando estén en serios problemas y dificultades. Que los alumnos (as) sientan que siempre podrán contar con su ayuda y comprensión y nunca estarán solos (as).
Ser Docente, es más que inculcar respuestas e imponer repeticiones, conceptos, formulas y datos, es orientar a los alumnos (as) a la creación y el descubrimiento, que surgen de interrogar la realidad de cada DIA y de interrogarse permanentemente. Es formar individuos críticos, libres,democráticos, innovadores, trabajadores y con sentimientos nobles.
Ser Docente, no es ser un suplicante ni buscador de faltas, ni descalificado de los demás, ni un ciego que da palos a diestra y siniestra... Es una persona estudiosa, paciente, serena interiormente y amante de la profesión docente.
Todas estas líneas son algunas ideas de ser docente...
Sabemos que Educar Implica: Compromiso, Responsabilidad, Vocación y Amor por lo que Hacemos.
Yo digo, ser docente, profesor o educador es ser una persona comprometido con la educación de los niños y niñas, conocer y entender las diferencias individuales de cada alumno, entregar valores, enseñarles a opinar con respeto, a reflexionar, a trabajar en equipo. Un docente debe creer plenamente en las capacidades de sus alumnos, jugársela por ellos, involucrar a las familias.
Además debe dominar los contenidos, capacitarse, renovarse, manejar y dominar distintas estrategias en el aula, planificar sus clases, evaluar, guiar, etc.
Pero para tener el lugar que nos merecemos, debemos unirnos como gremio en torno a una profunda reflexión ¿cómo podemos mejorar nuestras condiciones laborales? Muchas veces los profesores reciben un sueldo que no se equipara a las horas de aula, a las horas de planificación, a las horas de revisión de evaluaciones y trabajos en casa, de las reuniones de apoderados, de las actividades extraprogramáticas, de las visitas a casas de los alumnos enfermos, etc.
Espero y tengo la esperanza de una modificación en el estatuto docente para llegar a tener condiciones óptimas de trabajo y sueldos justos…si sueldos justos…